Inicio Principal Una llaga que no se cura

Una llaga que no se cura

23
0

Cuando la autoridad no se ajusta al Derecho, ya no se diferencia de un grupo de bandidos. La antigua máxima agustiniana sigue siendo de total actualidad, también en un país como Estados Unidos, que es la cuna de la democracia. Las escenas de violencia que se extienden como un reguero de pólvora dan cuenta de una herida que va mucho más allá del trágico episodio en que un agente de policía ha provocado la muerte de un hombre de raza negra al que pretendía inmovilizar con una brutalidad inusitada. No se trata sólo de la cuestión, siempre debatida en los Estados Unidos, de la proporcionalidad del uso de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad. Lo que estos… Ver Más