Inicio Principal Ada Colau: de pedir la desactivación de la industria del automóvil a...

Ada Colau: de pedir la desactivación de la industria del automóvil a clamar por la salvación de Nissan

49
0

El pasado mes de abril, Janet Sanz, segunda teniente de alcalde de Barcelona y responsable de la concejalía de Ecología y Urbanismo, pidió «evitar» que la industria automovilística española se reactivara en España cuando acabara la crisis del coronavirus. La «número dos» de Ada Colau soltó esta idea peregrina sin tener en cuenta que este sector emplea a casi 600.000 personas en España, muchos de ellos en Barcelona, donde hay factorías de Nissan y Seat.

«Hay que evitar que esto se vuelva a reactivar. Necesitamos un plan», añadió afirmó la dirigente morada en un seminario web. Las palabras de Sanz volvieron este jueves al centro de la actualidad, al conocerse que la japonesa Nissan cerrará todas su plantas en España, dejando a decenas de miles de personas sin trabajo, muchas de ellas en Barcelona, donde la marca tiene varias plantas.

La decisión de la automovilística ha forzado un giro copernicano en las declaraciones públicas de Ada Colau y su equipo sobre el sector automovilístico. De pedir la no reactivación de las fábricas tras la pandemia, a clamar por su salvación. «La posibilidad de revertir la decisión de Nissan tiene que existir. Estos despidos suponen que hay miles de familias angustiadas», ha afirmado hoy la alcaldesa de Barcelona en una entrevista con la Cadena SER.

Asimismo, la dirigente de los comunes ha pedido a Nissan que reconsidere su decisión de cerrar de las plantas de la multinacional automovilística en Cataluña anunciada este jueves, y que se puedan «reconducir las conversaciones» con otras soluciones. Para la alcaldesa de Barcelona, Nissan «tiene problemas a nivel global que trata de resolver de manera contundente» pero «se equivocará si no aprovecha para reforzar los lazos con un área industrial como ésta». De querer echar al sector a «reforzar lazos» con la industria automovilística en cuatro semanas.

«Tenemos un reto compartido, que es el de la transición hacia una movilidad sostenible», ha subrayado Ada Colau, que ha dicho que la compañía ha obtenido muchos beneficios tanto del trabajo de los trabajadores como de las ayudas de las administraciones y, por tanto, «no puede anunciar el cierre de las plantas como si nada».